• 91 631 84 95
  • Lun-Vie: 11:00 - 14:00 y 17:00 - 20:00 | Sab: 11:00 - 14:00

De perros y gatos

Bienvenid@ al blog de VeterSalud Las Rozas. Aquí hablamos de mascotas !! Cuidados, alimentación, consejos, curiosidades y todo lo que se nos ocurra para que disfrutes más y mejor de tu animal. 

Consejos veterinarios_Blog

Cachorros: 5 consejos de tu veterinario para una convivencia feliz

Si estás pensando en tener o ya forma parte de tu familia una pequeña bola de pelos con patas, FELICIDADES! Ella ya ha conseguido sin que te des cuenta dibujarte una espontánea, sincera y permanente sonrisa en tu cara.

Como veterinario, voy a darte 5 consejos que son importantes en este momento para la integración, educación, convivencia y bienestar de tu cachorro y de toda la familia:

 

PRIMERO: Sé paciente

Los cachorros están llenos de curiosidad y van olisqueando todo aquello que llama su atención: mediante su boca, hocico y sus aún torpes patas conocen y tocan ese mundo lleno de insinuantes formas, de atractivos colores y embriagadores olores. Evita accidentes domésticos no dejando a su alcance aquellas cosas que puedan romper o mordisquear y sean importantes para ti.

Por otro lado, son seres muy tiernos que aún no controlan sus esfínteres siendo frecuente los charquitos de orina y las deposiciones los primeros días: enseguida aprenderá dónde y cuando debe hacer sus necesidades, si le enseñas con paciencia, constancia y serenidad el lugar dónde debe hacerlo. Ellos son los primeros que quieren tener claro donde pueden aliviarse sin que sea un drama familiar!!

 

SEGUNDO: Tratarle como un ser vivo. ¡No es un juguete!

Tu cachorro es adorable, lo sé, pero no debe estar constantemente en brazos. Requiere de tu atención y cariño, por supuesto, pero debes darle su espacio para que vaya conociendo y reconociendo objetos, lugares, personas u otras mascotas dentro de su entorno, que al principio es solo tu casa y poco a poco fuera de casa, que será su territorio natural.

 

TERCERO: Dale su «habitación»

Los cachorros necesitan un lugar donde se sientan seguros, un sitio tranquilo desde el que contemplar lo que ocurre a su alrededor (puede ser debajo de algún mueble, por qué no?) Déjale que te indique sus prioridades y ponle ahí su cunita, sus juguetes, el agua y la comida.

Los primeros días por las noches puede gemir por sentirse solo. La solución más práctica es ponerle una radio con el sonido muy bajito o un reloj que marque el tic-tac: le recordará a su camada y se tranquilizará. Si aun así sigue llorando, no vayas a consolarlo ni te lo lleves a la cama contigo. Sé fuerte estas primeras noches porque enseguida se acostumbrará y es fundamental que tenga su espacio y tú el tuyo para dormir.

 

CUARTO: Firmeza, pero con cariño

Los cachorros son muy listos y aprenden enseguida siempre y cuando el premio o el “NO” sean en el momento preciso. Regañarles por algo que ocurrió hace un minuto sólo les crea dudas y miedos.

Premia a tu cachorro cuando actúe correctamente con un tono de voz suave y agradable, mejor con caricias que con “chuches”. Utiliza un “NO” enérgico siempre que su comportamiento no sea el adecuado: si le permites determinadas acciones unas veces sí y otras no, sólo lograrás confundirle y su educación te costará más tiempo.

Actúa siempre con el mismo criterio a la hora de enseñarle qué está bien y qué no; siempre con cariño y con firmeza. Recuerda que tu nuevo compañero no se enfadará porque le impidas o le niegues algo, mientras que si le creas dudas, se convertirá en un adulto inseguro y nada feliz.

 

QUINTO: sé feliz y no un esclavo

No debe darte miedo ni pena dejar solo a tu cachorro: primero poco tiempo, luego un poco más, … Al ver que vuelves se irá tranquilizando y podrá permanecer sólo las horas que necesites estar fuera de casa. En tu ausencia, deja a su disposición siempre agua limpia  y no dejes de hacer aquello que te agrada por tu mascota: siempre te lo va a poner fácil, porque lo que tú le hayas enseñado será lo correcto para ella.

Además, cada vez hay más actividades en las que participar juntos; puedes introducirle poco a poco en aquélla que más te guste y a la larga compartir estos buenos momentos juntos.

Lo importante es que eduques a tu cachorro con cariño y sentido común. Si pones en práctica estos cinco consejos que pueden parecer obvios, pero muy importantes al principio, disfrutaréis de una convivencia sana, buena y feliz.

 

Si quieres añadir algún otro consejo desde tu experiencia personal, o si tienes alguna duda sobre tu cachorro o quieres comentar el post, estaré encantado de conocer tu opinión o ayudarte. Deja tu comentario y ten presente siempre que lo esencial al tener un cachorro es que su vida junto a ti sea gozosamente placentera para ambos.

COMPARTE:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contacto

DATOS DE CONTACTO

C/ Dragonera 5
28290. Las Rozas. Madrid

Tef.  91 631 84  95

HORARIO

Lunes – Viernes:
11:00 – 14:00  |  17:00 – 20:00

Sábados:
11:00 – 14:00

URGENCIAS

En caso de urgencia fuera del horario, te atenderán en el Centro de Urgencias Veterinarias Las Rozas (Avda. de la Coruña 42 – 91 637 32 05)

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación en nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas su uso.